Apostolado

CONMEMORAN 90 AÑOS DE LA REAPERTURA DE LOS TEMPLOS CATÓLICOS EN MÉXICO

La Guardia Nacional Cristera surgió en 1928, instaurada por el general Enrique Gorostieta Velarde, histórico líder de las fuerzas contrarias al anticlerical Plutarco Elías Calles. Desde 1917 hasta 1992 la Constitución de México no permitió al aIglesia tener personalidad jurídica.

Con una misa en la Antigua Basílica de Guadalupe (Templo Expiatorio a Cristo Rey), miembros de la Guardia Nacional Cristera CONMEMORAN EL PRÓXIMO SÁBADO 29 DE JUNIO EL 90 ANIVERSARIO DE LA REAPERTURA DE LOS TEMPLOS CATÓLICOS EN MÉXICO, luego de la persecución religiosa de finales de los años 20 del siglo pasado.

Si bien no existe una fecha oficial, se cuenta con el dato de que fue el jueves 27 de junio de 1929 cuando algunos templos abrieron de nueva cuenta sus puertas para celebrar el culto, y que el primer domingo con misa de precepto, fue el 30 de junio de 1929, por lo que los feligreses celebraron con cohetes y repicaron las campanas en todo el país.

La Guerra Cristera fue un conflicto armado que duró desde 1926 a 1929 debido a que el presidente Plutarco Elías Calles promulgó una ley anticlerical que llevó a los católicos a levantarse en armas para defender su fe, y una de las consecuencias fue el cierre de las iglesias ante la falta de garantías para que los fieles celebraran la Eucaristía.

Se estima que durante la Guerra Cristera unas 250 mil personas, de ambos bandos, perdieron la vida.

En aumento el número de “cristeros”

En entrevista para Vida Nueva, Juan José Ramírez, Consejero de la Guardia Nacional Cristera, recordó que fue tras los acuerdos entre el gobierno federal y la Iglesia católica que poco a poco comenzó a normalizarse el culto. “Entre los acuerdos a los que se llegó estaba la amnistía completa para el clero y los fieles; la restitución a la Iglesia del uso de templos y seminarios, y la libertad de relaciones entre Roma y el Episcopado”, señaló.

Actualmente la Guardia Nacional Cristera cuenta con 702 miembros registrados ante la Dimensión de Laicos de la Conferencia del Episcopado Mexicano en diferentes diócesis del país, la mayoría de los cuales tuvieron algún familiar participando en el conflicto armado. “Esta cifra afortunadamente se sigue incrementando”, dice.

Ramírez explicó que el fin último de la Guardia Nacional Cristera es la “gloria y alabanza de Dios, mediante la remembranza y difusión de la Gesta Cristera, de los mártires y héroes de la misma, con cuyo ejemplo se contribuye a que Cristo reine en los corazones de las personas y en la sociedad”.

La peregrinación al Tepeyac se realizará el próximo sábado 29 de junio a las 15:45 horas y partirá de Calzada de Guadalupe y avenida Euzkaro. La celebración eucarística está programada a las 17:00 en el Templo Expiatorio a Cristo Rey, y será concelebrada por los capellanes de la Guardia Nacional Cristera.

De acuerdo con Juan José Ramírez, han confirmado su presencia en la peregrinación Santiago Sánchez , sobrino-nieto de San José Sánchez del Río; Sabel Álvarez Aguillón, hija del Capitán Cristero Felipe Álvarez; Don José de la Cruz, quien fue bautizado en un campamento cristero; Alicia y Mauricio Alfonso Guizar, sobrinos de San Rafael Guizar y Valencia y de Jesús Degollado Guizar, General Supremo que sustituyó al General Gorostieta. Todos ellos miembros activos de la Guardia Nacional Cristera.

Además de Eugenio Chavez, bisnieto del General Enrique Gorostieta Velarde, Jefe Supremo del Ejército Cristero.

Deja un comentario