Apostolado

«AUDACIA Y FERVOR» PAPA FRANCISCO

Llegamos a septiembre, mes significativo para cada uno de nosotros por lo que celebraremos en la ciudad de Maracaibo. Desde ahora pidámosle al Dios de la vida que nos haga capaces de ser generosos a los que Él nos pide, para no tener miedo e ir contracorriente aún sabiendo que sin su ayuda nada podemos hacer; pero con su gracia alcanzaremos la fuerza necesaria para afrontar las dificultades propias de estos tiempos tan aciagos, largos y convulsos.

Agradeciendo a papá Dios por tantas personas que han pasado y siendo testimonio de nuestra asociación gozando ahora de su presencia en la patria celestial dejando su huella. Tal vez nos viene hacer memoria como adujo el papa Francisco en la Exhortación ¨Gaudete et Exsultate¨ en su capítulo primero donde hace mención a ¨Los santos de la puerta de al lado¨.

Por ello, ahora nos preparamos para el XI Encuentro Nacional de Jóvenes, donde reza su lema tomado del Evangelio de Lucas (5, 1-11) ¨No temas; desde ahora serás pescador de hombres¨ y la XVIII Asamblea Nacional Acción Católica de Venezuela.

Muchas veces pensamos que remar mar adentro es una ilusión tal vez utópica, pero si confiamos en Aquel que nos ha pedido hacerlo veremos los frutos cuando menos lo pensemos porque es un Dios que sorprende y se deja sorprender. Pero esta pesca milagrosa jamás ocurrirá en la orilla, por eso hay que remar siempre ¨Duc in altum¨.

¨

¡Cuántas veces nos sentimos tironeados a quedarnos en la comodidad de la orilla! Pero el Señor nos llama para navegar mar adentro y arrojar las redes en aguas más profundas (cf. Lc 5,4). Nos invita a gastar nuestra vida en su servicio. Aferrándonos a él nos animamos a poner todos nuestros carismas al servicio de los otros. Ojalá nos sintamos apremiados por su amor (cf. 2Co 5,14) y podamos decir como San Pablo: ¨Ay de mí si no anuncio el Evangelio! ¨ (1 Co 9.16).

¨Como el profeta Jonás, siempre llevamos latente la tentación de huir a un lugar seguro que puede tener muchos nombres: individualismos, espiritualismo, encerramiento en pequeños mundos, dependencia, instalación, repetición de esquemas ya prefijados, dogmatismos, nostalgia, pesimismo, refugio en las normas¨

¨Pero hace falta pedirle al Espíritu Santo que nos libere y que expulse ese miedo que nos lleva a vedarle su entrada en algunos aspectos de la propia vida. El que lo pide todo también lo da todo, y no quiere entrar en nosotros para mutilar o debilitar sino para planificar. Esto nos hace ver que el discernimiento no es un autoanálisis ensimismado, una introspección egoísta, sino una verdadera salida de nosotros mismos hacia el misterio de Dios, que nos ayuda a vivir la misión a la cual nos ha llamado para el bien de los hermanos. ¨ Papa Francisco.

Finalmente, oremos por ambos eventos, los asistentes, sus frutos y quienes
organizarán con ¨audacia y fervor¨.

Recemos a Nuestra Señora del Rosario de Chiquinquirá, en cuya tierra serán estas actividades. ¨Ella es la santa entre los santos, la más bendita, la que nos enseña el camino de la santidad y nos acompaña. Ella no acepta que nos quedemos caídos y a veces nos lleva en sus brazos sin juzgarnos. ¨

Oración

¨ Ven Espíritu Santo y desciende sobre nosotros como la Reina de los Apóstoles
en la casa de Nazaret. Ven en nuevo Pentecostés, enciende en la Acción Católica
el Amor de Dios y del prójimo. Prende el celo por el Reino de Cristo.
Haznos decididos y obedientes a tus inspiraciones, en comunión con nuestros
pastores. Danos asesores, dirigentes y militantes santos.
Multiplica las filas de la Acción Católica¨.
Amén.
Lic. Manuel Díaz M.
Dpto. Espiritualidad
Consejo Central.

Deja un comentario