ApostoladoComunicado

«Rezar el Rosario a la Virgen María y San Miguel Arcángel en octubre para proteger a la Iglesia»

El Papa Francisco ha invitado a los fieles de todo el mundo a rezar el Rosario todos los días del mes mariano de octubre, pidiendo la intercesión de la Virgen María y San Miguel Arcángel para que protejan la Iglesia del demonio en estos tiempos de crisis.

En un comunicado emitido por la Santa Sede este 29 de septiembre, se expresa el pedido del Pontífice para que todo el pueblo de Dios se una “en comunión y penitencia” y rece por protección ante las acechanzas del maligno, “que siempre pretende separarnos de Dios y entre nosotros”.

El texto precisa que, “antes de su partida a los Países Bálticos, el Santo Padre se reunió con el P. Fréderic Fornos, Director internacional de la Red Mundial de Oración por el Papa, y le pidió que difundiera su llamado a todos los fieles del mundo, invitándolos a terminar el rezo del Rosario con la antigua invocación ‘Sub Tuum Praesidium’, y con la oración a San Miguel Arcángel, que protege y ayuda en la lucha contra el mal”.

“Los místicos rusos y los grandes santos de todas las tradiciones aconsejaron, en momentos de turbulencia espiritual, protegerse bajo el manto de la Santa Madre de Dios pronunciando la invocación ‘Sub Tuum Praesidium’”, aseguró.

La oración Sub Tuum Praesidium es la siguiente: “Bajo tu amparo nos acogemos, santa Madre de Dios; no deseches las súplicas que te dirigimos en nuestras necesidades, antes bien, líbranos de todo peligro, ¡oh siempre Virgen, gloriosa y bendita!”.

El comunicado sostiene que, con esta solicitud de intercesión, el Papa pide a los fieles que recen para que María “ponga a la Iglesia bajo su manto protector”, y no solo la defienda, sino que la haga “más consciente de las culpas, de los errores, de los abusos cometidos en el presente y en el pasado y comprometida a luchar sin ninguna vacilación para que el mal no prevalezca”.

La otra oración que pide rezar el Santo Padre al finalizar cada Rosario, es la de San Miguel Arcángel creada por el Papa León XIII: “San Miguel Arcángel, defiéndenos en la lucha. Sé nuestro amparo contra la perversidad y acechanzas del demonio. Que Dios manifieste sobre él su poder, es nuestra humilde súplica. Y tú, oh Príncipe de la Milicia Celestial, con el poder que Dios te ha conferido, arroja al infierno a Satanás, y a los demás espíritus malignos que vagan por el mundo para la perdición de las almas. Amén”.

La Red Mundial de Oración del Papa iniciará el pedido de oración del Santo Padre el 1 de octubre, día de Santa Teresita de Lisieux, rezando a lo largo de todo el mes.

 

¡VIVA CRISTO REY!

¡Y SU AMOR SEA NUESTRA LEY!

Deja un comentario