ApostoladoComunicado

Jornada Mundial de la Juventud 2018 (JMJ)

JORNADA MUNDIAL DE LA JUVENTUD

La Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) es un evento organizado por la Iglesia católica que convoca a los jóvenes de todo el mundo con el papa.

La JMJ se realiza anualmente en cada diócesis del mundo el día de Domingo de Ramos, con una ceremonia principal en la Ciudad del Vaticano. Sin embargo, cada dos o tres años, se realiza un gran encuentro internacional realizado en una ciudad sede. Esta ceremonia es presidida por el papa. Este último encuentro, de varios días de duración (generalmente una semana), es el que se asocia habitualmente con el nombre de Jornada Mundial de la Juventud.

Esta iniciativa tuvo su origen en la idea del papa Pablo VI, que en el Año Santo de 1975 reunió en Roma a varios miles de jóvenes en representación de numerosos países, tras su participación en la "I Marcha Internacional de la Reconciliación Cristiana" que recorrió el camino de San Francisco, entre Asís y Roma. En 1984 durante el papado de Juan Pablo II se llevó a cabo una nueva convocatoria mundial, para incentivar la participación juvenil en la Iglesia, llegando a reunir a más de cinco millones de personas durante la edición de 1995, realizada en Manila, Filipinas.

En 1997, la Jornada Mundial dio un cambio transformándose en un festival para la juventud con una duración de tres días antes de la ceremonia final. De allí en adelante se ha organizado sucesivamente en París, Roma, Toronto, Colonia, Sídney y Madrid. La edición del año 2013, se celebró en la ciudad de Río de Janeiro, presidida por el papa Francisco. Allí se anunció que la próxima edición de la Jornada tendría lugar en Cracovia, en el año 2016. Fue el mismo Francisco quien anunció que nombrará a Juan Pablo II el santo patrón de las JMJ, luego de su canonización. La próxima tendrá lugar en 2019 en la Ciudad de Panamá, según anunció Francisco en la ceremonia final que tuvo lugar en Cracovia.

ICONOS DE LA JMJ

Durante el pontificado del Papa  Francisco

La Jornada Mundial de la Juventud 2013 realizada en Río de Janeiro configuró la XXVIII edición de este evento, considerada «histórica» por haberse constituido en razón y marco del primer viaje del Papa Francisco al extranjero, en el quinto mes de su pontificado. Se caracterizó, entre otros puntos salientes, por alcanzar niveles de participación estimados en superiores a los 3 millones de jóvenes,  y por los gestos pastorales de proximidad a los laicos característicos del papa Francisco.

La Cruz de la Jornada Mundial de la Juventud o Cruz de los Jóvenes es una cruz de madera de 3,8 m de altura entregada a los jóvenes por Juan Pablo II en la jornada de 1984 en Roma. Al final del Año Santo, después de cerrar la Puerta Santa, el Papa entregó esa misma cruz a la juventud del mundo, con estas palabras: "Queridos jóvenes, al clausurar el Año Santo os confío el signo de este Año Jubilar: ¡la Cruz de Cristo! Llevadla por el mundo como signo del amor del Señor Jesús a la humanidad y anunciad a todos que sólo en Cristo muerto y resucitado hay salvación y redención" (Roma, 22 de abril de 1984)​. En 2003 Juan Pablo II hizo entrega también de una imagen de la Virgen María para acompañar a la cruz en su peregrinación. Además de estar presentes en grandes encuentros, los dos símbolos realizan un recorrido visitando las diócesis católicas como preparación de estos eventos. En Australia comenzaron en julio de 2007 un itinerario por todo el país con relevos al estilo de la antorcha olímpica. Para la Jornada Mundial de la Juventud 2019 cuya sede es Panamá, Los iconos de la JMJ realizan un peregrinaje por los países del Caribe y América Central para luego volver a su punto de partida en Panamá, donde seguirá su peregrinaje en las diocesis del país, para luego estar presente en el inicio de la Jornada en Panamá en 2019.

Deja un comentario